miércoles, 22 de abril de 2015

Pronunciamiento del Consejo Nacional de Paz

DECLARACIÓN DEL CONSEJO NACIONAL DE PAZ LA CONSTRUCCIÓN DE PAZ ES DE TODOS Y TODAS, TODO EL TIEMPO, EN TODAS PARTES

Reunidos en sesión plenaria en Bogotá, los y las integrantes del Consejo Nacional de Paz acogemos las palabras del Presidente de la República y apoyamos su decisión de mantenerse firme y llevar a término la solución política del conflicto armado interno. Respaldamos la continuación sin vacilación ni dilación de los diálogos en La Habana.
El Consejo Nacional de Paz está facultado por ley para “propender por el logro y mantenimiento de la paz y facilitar la colaboración armónica de la entidades y órganos del Estado, otorgando prioridad a las alternativas políticas de negociación del conflicto”.  La Comisión Asesora, de reciente creación, no limita de manera alguna el objeto central del Consejo Nacional de Paz. 
Hoy avanzamos en la organización de la agenda de trabajo, la clarificación de funciones y las reglas de funcionamiento.  Nos volveremos a reunir el mes próximo. Nuestras prioridades serán la pedagogía de y para la paz, la movilización y la organización de la sociedad, la arquitectura institucional para la implementación de los acuerdos, la incidencia política para congregar voluntades alrededor de la paz y la construcción de la paz regional.

Nos comprometimos a contribuir para la movilización de la ciudadanía en apoyo al proceso de paz,  como lo hicimos este pasado 9 de abril.  La refrendación de los acuerdos requiere que los colombianos y las colombianas comprendan y se apropien de los dividendos que la paz dejará para toda la  ciudadanía. Reconocemos a las mujeres como protagonistas imprescindibles en las decisiones sobre la construcción de la paz.
Como representantes de este espacio, que reúne a entidades del Estado, representantes del sector privado, organizaciones de la sociedad civil y actores políticos, proponemos: - El fortalecimiento del trabajo de la Sub-Comisión Técnica para el Fin del Conflicto en La Habana con miras a avanzar cuanto antes hacia el cese bilateral del fuego y hostilidades. - La ampliación, con componente internacional,  de la veeduría del cese unilateral del fuego de las FARC-EP que realiza el Frente Amplio por la Paz - La creación de una comisión que trabaje en una estrategia de no-repetición del conflicto armado.
Llamamos al Gobierno y al ELN a formalizar en corto plazo las conversaciones de paz orientadas a finalizar el conflicto.  El ELN debe entender que ésta es la oportunidad de cerrar el conflicto sin vencedores ni vencidos.

viernes, 10 de abril de 2015

Las movilizaciones y actividades del 9 de abril, ciudad por ciudad

La convocatoria a movilizar en el Día de la Memoria y por las Víctimas ya tomó fuerza en las principales ciudades del país. Qué está previsto en Bogotá, Cali, Medellín, Popayán, Barranquilla, Arauca y Cúcuta. Si bien la convocatoria está hecha desde la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, desde el Frente Amplio por la Paz y el Clamor Social por la Paz, a la movilización se han sumado otros sectores como el Polo Democrático Alternativo y escenarios cívicos en las diferentes ciudades. Los convocantes calculan que unas 200 mil personas marcharán el próximo 9 de abril por las calles de las principales ciudades del país, agitando banderas en favor de la paz y de los procesos de diálogo entre el Gobierno y las insurgencias. En las principales ciudades se espera un mayor número de marchantes, ya que arribarán delegaciones de varios departamentos. Bogotá: día cívico, movilización, fútbol y concierto. Se espera que la capital del país sea el mayor sitio de concentración, ya que el alcalde mayor, Gustavo Petro, se sumó a esta jornada, ordenó el día cívico y dispuso una logística para la movilización, que terminará con un gran concierto en el parque Simón Bolívar. Según anunció la alcaldía a través de Ana Teresa Bernal, Alta Consejera para las Víctimas del Distrito, la jornada arrancará en las horas de la mañana con un homenaje a las víctimas del 9 de abril de 1948. Desde allí en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, iniciará la movilización que terminará en el Parque Simón Bolívar, donde se desarrollará un acto político y simbólico por la vida, las víctimas y la paz de Colombia. La funcionaria anuncio: “La jornada terminará con un gran concierto por la paz, que contará con la presencia de artistas como Totó la Momposina, Jorge Velosa, Herencia de Timbiquí, César López, León Gieco, entre otros. El cierre estará a cargo del salsero panameño Rubén Blades”. Asimismo, anunció la programación del partido de fútbol por la paz que contará con la presencia del astro del fútbol mundial Diego Armando Maradona. “El Partido por la Paz se jugará el 10 de abril en el Estadio de Techo y lo acompañarán grandes glorias del balompié de Colombia y del resto del mundo”, afirmó. Cali: masiva y colorida movilización En la capital del Valle del Cauca también se espera el arribo de marchantes desde el norte del departamento, el sur del país y la costa pacífica. Según se anuncia por parte de las organizaciones convocantes, se esperan cerca de 50 mil personas. La movilización se realizará simultáneamente desde el Coliseo del Pueblo al sur y el Parque del Avión en el norte de Cali, y ambas llegarán al paseo Bolívar donde se encuentra el Centro Administrativo Municipal. Allí también se está organizando un acto político cultural de cierre. Según el Congreso de los Pueblos, que hace parte de la Convergencia por la Paz desde la cual se convoca la marcha, ”se espera una manifestación masiva con mucha alegría y colorido, un carnaval por la paz”. Además, agregaron las causas por las que se movilizan: “Estamos exigiendo el cese bilateral al fuego, apoyamos la mesa de diálogo de La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC- y reclamamos el inicio del dialogo público con el Ejército de Liberación Nacional -ELN-. También queremos plantear la conformación de una mesa de diálogo entre el Gobierno y el pueblo colombiano, ya que creemos que le hacen falta voces desde los procesos sociales y populares”. Popayán: campesinos, afo e indígenas junto a procesos barriales Aquí se prevé el arribo de cerca de 2000 personas del sur del Cauca y se está convocando desde la Coordinación Departamental de Organizaciones Sociales y Populares. La marcha comenzará desde la estación de gasolina Mi Bohio con las delegaciones de campesinos, comunidades afros e indígenas. Y se unirán, desde la glorieta de la chirimía, los procesos barriales, sectores populares y organizaciones de Popayán que ven importante visibilizar la problemática de los habitantes urbanos. La movilización recorrerá las principales calles de la ciudad hasta llegar al centro histórico de Popayán, donde se culminará con un acto político cultural. Pueblos indígenas del norte del Cauca marcharán hasta el municipio de Corinto en apoyo a las acciones de liberación de la madre tierra que libran comuneros desde diciembre del año pasado. Medellín: caminos de solución política a los conflictos El comunicado de prensa difundido la semana pasada planteó que llegarán más de 15.000 personas a la ciudad de Medellín para movilizarse en favor de la paz. "Diferentes organizaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles, barriales, comunitarias, de víctimas, de mujeres y ambientalistas, atendimos al llamado de defender los caminos de solución política a los conflictos", afirmaron los voceros de la jornada. Barranquilla: la costa norte moviliza A la capital del Atlántico llegarán delegaciones desde las demás ciudades de la costa norte colombiana. Partirán desde la carrera 21 con calle Murillo desde donde recorrerán las calles de la ciudad hasta llegar a la plaza de La Paz, donde se espera cerrar con agrupaciones musicales. Escenarios como el Frente Amplio por la Paz y el Frente Cívico han confirmado su participación en la movilización. Arauca: contra el PND Esta región se han planteado marchas en Saravena, Arauquita, Tame, Fortul. El argumento principal de la movilización es contra el Plan Nacional de Desarrollo del presidente Juan Manuel Santos y por la paz que reclaman los procesos sociales, étnicos, campesinos y populares. Cúcuta: plantón y conmemoración a Gaitán Habrá en esta ciudad un plantón frente de la alcaldía organizado por las victimas de Estado. En los Patios, Norte de Santander, se hará una conmemoración a Jorge Eliecer Gaitán. Las marchas, actos y plantones se repetirán en otra decena de ciudades a lo largo de todo el país, configurando lo que se prevé sea la movilización nacional más masiva del año.

martes, 31 de marzo de 2015

Misión de paz

ENCUENTRO ECUMÉNICO INTERNACIONAL POR LA PAZ EN COLOMBIA Bogotá, 8 al 11 de abril de 2015

Iglesias y organizaciones eclesiales, con apoyo de organismos ecuménicos globales están organizando un Encuentro Ecuménico Internacional por la Paz en Colombia, los días 8 al 11 de abril en la ciudad de Bogotá. Con este encuentro se busca construir una agenda intereclesial para fortalecer la participación y la incidencia en los procesos de diálogo y negociación que se realizan en Colombia y aportar en hacer posible una paz que sea fruto de la justicia como lo enseña la biblia. En el encuentro participarán representantes de una amplia diversidad de iglesias y organizaciones cristianas en Colombia, líderes y lideresas de comunidades que han sido víctimas de la violencia y construyen iniciativas de paz que son acompañadas por organizaciones eclesiales, así como personas que han tenido experiencia en procesos de paz y reconciliación en Centro América, Sudáfrica y otros países. Durante el encuentro se compartirán perspectivas del estado de los diálogos entre el gobierno colombiano y las guerrillas, experiencias de personas de la sociedad civil que han participado de la mesa de negociación en la Habana y de personas de iglesias que han contribuido con procesos de paz y reconciliación a nivel global. Se desarrollará una metodología participativa que privilegiará el diálogo horizontal que lleve a reconocer aprendizajes de experiencias de paz y la reconciliación a nivel local, regional, nacional e internacional. Esto permitirá la construcción colectiva de una agenda que sirva a iglesias y organizaciones eclesiales para promover la acción e incidencia política y pública en procesos al interior de las iglesias, en sus contextos y a nivel nacional. El encuentro cuenta con el apoyo de iglesias y organizaciones ecuménicas internacionales entre las que están: la Fundación Karibu de Noruega, el Consejo Mundial de Iglesias –CMI-, ACT Alianza, La Comunión Mundial de Iglesias Reformadas-AIPRAL, El Congreso Mundial Menonita, el CLAI, Visión Mundial, CREAS, Ministerios Globales de la Iglesia Metodista Unida, Ministerios Globales de la Iglesias Discípulos de Cristo, la Red de Líderes Religiosos de Chicago en Estados Unidos, la Ayuda Danesa de las Iglesias, Federación Luterana Mundial, Departamento para Servicio Mundial-Programa Colombia, Iglesia Luterana de Noruega.

martes, 24 de marzo de 2015

El mundo recuerda, con dolor y esperanza, el 35 aniversario del martirio de monseñor Romero

Fue el pastor de un pueblo oprimido y humillado, hoy es reconocido como santo de la Iglesia El mundo recuerda, con dolor y esperanza, el 35 aniversario del martirio de monseñor Romero El 24 de marzo de 1980 un disparo acabó con la vida de San Romero de América Su voz se alzó en defensa de las víctimas y en contra de la represión a la sociedad civil, denunció abiertamente asesinatos y demás violaciones a los derechos humanos El mundo recuerda hoy con dolor, pero también con esperanza, el 35 aniversario del asesinato cobarde y despiadado del futuro beato Óscar Arnulfo Romero y Galdámezmientras oficiaba una eucaristía en la capilla del hospital de La Divina Providencia en la colonia Miramonte de San Salvador. El 24 de marzo de 1980, un francotirador disparó al corazón de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, momentos antes de la consagración, durante su acostumbrada homilía. El disparo mortal cegó la vida de quien fuera un defensor comprometido de las luchas por los derechos de los desprotegidos, los campesinos, los obreros y los más necesitados. El Padre Romero fue el pastor de un pueblo oprimido y humillado, ejerció su ministerio sacerdotal como Arzobispo en San Salvador, en medio de la convulsión y la violencia de la guerra civil en El Salvador. Su voz se alzó en defensa de las víctimas y en contra de la represión a la sociedad civil, denunció abiertamente asesinatos y demás violaciones a los derechos humanos. Estas acciones le valieron la animadversión de los escuadrones de la muerte. Consciente de su rol el arzobispo sabía que podía morir. Ofreció su vida al servicio de las reformas sociales, su frase célebre hoy decora murales y franelas en todo el mundo: "Si me matan resucitaré en el pueblo salvadoreño" . Es un icono latinoamericano de los derechos humanos, nominado al premio Nobel de la Paz en 1979, la iglesia católica lo reconoció como siervo de Dios, en Latinoamérica se le conoce como "San Romero de las Américas". El arzobispo de San Salvador será beatificado el 23 de mayo en una ceremonia en la plaza Salvador del Mundo de San Salvador, que promete ser multitudinaria. Esta conmemoración de su muerte, por tanto, es muy diferente. Tras estar el proceso estancado por años, el papa Francisco lo reconoció como mártir de la Iglesia católica el pasado 3 de febrero. "Asistimos a un aniversario más de su muerte, pero ahora sumamente felices porque pronto monseñor Romero será beato; los salvadoreños nos regocijamos porque queremos que su gran figura sea un lazo que nos una como nación", dijo a la AFP el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez. El cardenal panameño José Luis Lacunza oficiará el martes una misa con los obispos del país, en la catedral de San Salvador, donde este domingo concluyó una jornada de vigilia tras una procesión el sábado de más de 5.000 personas.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Camilo Torres, un pensamiento propositivo para la paz de Colombia

El presente ensayo elaborado por Carlos Medina Gallego, docente investigativo de la Universidad Nacional de Colombia retoma la figura de Camilo Torres en el contexto de los actuales diálogos de paz del Gobierno con la insurgencia de las FARC-EP y los acercamientos con el ELN, lo que abre un nuevo panorama de posibilidades en la cruenta y vertiginosa historia de Colombia. "Convocar la figura y el pensamiento de Camilo Torres Restrepo resulta pertinente y necesario en esta fase de incertidumbres y búsquedas de imaginarios de unidad y posibilidades de organización política, para abordar la fase de un posible postconflicto cargado de movilización social y política, y posibilidades democráticas de que sectores tradicionalmente excluidos puedan convertirse, en distintos territorios y a diferentes niveles, como auténticas alternativas de poder. Pero esto será posible si pueden encontrarse en un proceso unitario en el que se reconozca y respete la diferencia, y se fijen propósitos comunes en el marco de procesos de corto, mediano y largo alcance donde puedan adquirir forma y realidad histórica las expresiones del poder popular y ciudadano, en torno a agendas reivindicativas y plataformas políticas esenciales". Solicitar ensayo por este medio...

ENCUENTRO ECUMÉNICO - CALI

ENCUENTRO ECUMÉNICO - CALI
Afiche

Saludo ELN al Foro

Saludos de Iglesias de Canadá y de miembros de Kairos

Saludo al Foro delegación FARC en La Habana

Saludo del EPL al foro por la paz

Lanzamiento Foro

Saludo Irlanda

Comunicado Final Foro Por la paz

ANUNCIO DEL FORO ECUMÉNICO POR LA PAZ

“DE UNA ÉTICA PARA LA PAZ

A UNA PAZ CON ÉTICA”

Bogotá, Mayo 18 y 19 de 2013

SALUDO

Nos hemos reunido los días 18 y 19 de mayo, del presente año, como Mesa Ecuménica por la paz, en la Pontificia Universidad Javeriana, con sede en la ciudad de Bogotá, miembros de diferentes iglesias cristianas y procesos ecuménicos para aportarle a la construcción de una Colombia en paz.

Como discípulos y discípulas de Jesús y apoyados en su Proyecto No Violento, confiando plenamente en la iluminación de su Espíritu, hemos reflexionado la ética para la paz y la paz con ética desde tres elementos: la solidaridad, la democracia y la transparencia.

Entendemos la paz con justicia social como la superación de las causas de las desigualdades económicas, sociales y culturales, por lo tanto como la base de una sociedad construida desde una verdadera equidad.

Creemos en una paz, con ética, que esté fundamentada en el respeto, la participación del pueblo en la toma de decisiones, con tolerancia cero hacia la corrupción, en una gestión pública de cara al pueblo y controlada por la sociedad toda, que promueva unas relaciones de solidaridad y no de competencia, constructora de comunidades fuertes y con autoridad, con respeto hacia la naturaleza y el medio ambiente.

Creemos en una ética que libera al pobre y oprimido, que actúa con justicia en las relaciones económicas, culturales, sociales y políticas; una ética de la generosidad y el compartir de bienes, de la compasión y la misericordia hacia los que sufren, de respeto al otro diferente, de cuidado del mundo, de rechazo a la guerra y de construcción de una paz con justicia.

LA VEEDURÍA CIUDADANA Y POPULAR

Creemos que nuestro aporte a esta paz con ética se da a partir de un mecanismo concreto de veeduría ciudadana y popular de la dinámica social y política de la paz; una amplia veeduría que vaya más allá de los acuerdos de paz, construida con el movimiento popular, en el cual los diferentes sectores cristianos ecuménicos podamos hacer nuestro aporte.

Creemos que esta veeduría debe estar acompañada por la acción política y la movilización, en defensa de una agenda social para la paz que sea generadora de organización de base desde los territorios. Será un mecanismo que vele por el respeto de los acuerdos sociales y políticos logrados en la movilización social; conformado por el conjunto de organizaciones sociales y políticas, que denuncie y se dispute espacios con los enfoques éticos capitalistas y antidemocráticos, y desenmascare los líderes que quieren monopolizar el discurso ético. Por lo tanto, defenderá los intereses de los sectores populares y generará conciencia popular.

Creemos que esta veeduría debe ser autocrítica y crítica frente a los procesos de iglesia y las iglesias mismas, que movilice y libere la conciencia religiosa del pueblo hacia un compromiso social con los débiles y contra toda injusticia. Como tal, irá más allá de los acuerdos logrados en las mesas de negociación y trabajará por construir instrumentos e iniciativas de protección de los procesos populares y sus liderazgos.

Creemos que el carácter de la veeduría debe inspirarse en la tradición profética que acompaña al pueblo, especialmente a las víctimas, y en nuestro caso estará inspirada en el proyecto del Dios de la vida y no del dios del sistema.

Creemos que esta veeduría debe estar vinculada no solamente al período del conflicto, sino también, al postconflicto, relacionándola con los diferentes temas de la agenda desde la perspectiva de la defensa de los Derechos Humanos que inspiren la agenda social de paz, como la defensa y exigibilidad de la salud, la educación, la defensa de los recursos naturales y del territorio.

Las veedurías se operarán principalmente a través de la realización de asambleas populares como espacios deliberativos, decisorios de las organizaciones y comunidades en los territorios de tal manera que fortalezcan los procesos de justicia, democracia y participación del pueblo.

Se construirán desde lo local, aprovechando la dinámica ecuménica en los territorios y en el marco de una alianza amplia, comunitaria y popular, generadora de miles de veedurías como espacios de verificación de los acuerdos a los que se llegue como fruto de las negociaciones populares y las que se puedan dar en las mesas de diálogo entre las guerrillas y el gobierno colombiano. De igual manera contará con expresiones nacionales e internacionales, articulándose a procesos, redes y organismos de estos mismos escenarios, con el fin de que este mecanismo popular vaya ganando un reconocimiento y una legitimad más amplios.

Creemos que esta veeduría al buscar la defensa y protección de la integridad física, y de las condiciones para el libre ejercicio de la acción política, de aquellos que se vinculen a la vida política como resultado de los pactos de paz, debe articularse y sumarse a las demandas y exigencias del movimiento de víctimas que propugnan por la verdad, la justicia, la reparación y la garantía de no repetición.

Como MEP consideramos que la propuesta de la Comisión de la Verdad, liderada por el movimiento nacional de víctimas y otras organizaciones de Derechos Humanos, pueda ser apoyada por el movimiento ecuménico realizando una consulta a nivel regional y nacional en torno a las implicaciones y compromisos que exige dicha iniciativa y buscando siempre una articulación y vínculo con la propuesta de Veeduría Ética Ciudadana y Popular.

Creemos que la veeduría hará un control político a los procesos macroeconómicos neoliberales del actual capitalismo salvaje en nuestro país, causa estructural de todo conflicto social, político y armado; como también ejercerá un monitoreo a los gobernantes y legisladores, para que actúen según su plan de gobierno desde principios de equidad, justicia y responsabilidad social.

Creemos que la veeduría debe ser colectiva, ecuménica y macroecuménica, transparente, teniendo como presupuesto y criterio fundamental la verdad.

MESA ECUMÉNICA POR LA PAZ

Creemos en la unidad cristiana que escucha, atiende y respeta los diferentes procesos sociales, credos e iglesias y que sigue el proyecto de JESÚS como obediencia al Dios de la Vida, expresión de un ecumenismo de construcción social amplio y respetuoso de la diversidad de visiones de la realidad.

Creemos que la MEP debe dar mucha importancia a los jóvenes y niños de tal manera que puedan expresarse, y sean escuchadas sus propuestas, opiniones y visiones de la vida, porque ellos están siendo sometidos a múltiples formas de violencia y persecución.

Creemos que la MEP impulsará procesos de difusión, sensibilización y formación en torno a sus principales propuestas y convocará a movilizarnos, para lo cual buscará influir en los medios de comunicación y fortalecerá sus propios instrumentos y medios comunicativos como la página web y las redes sociales.

La MEP creará nodos en las diferentes ciudades y a nivel local, donde estemos haciendo un tejido social, articulándonos a otros procesos y movimientos, nacionales e internacionales, buscando vencer el aislamiento y el fraccionamiento que vive el movimiento ecuménico en Colombia.

La MEP promoverá una perspectiva ecuménica desde lo local, a través de encuentros, diálogos y otras formas de comunicación con líderes y representantes cristianos de localidades, ciudades, departamentos, con el fin de precisar mecanismos de funcionamiento que lleguen a lo parroquial, comunitario, familiar y personal desde una ética de la convivencia y la paz, y que a su vez se puedan atender y procesar las denuncias y reclamos de sus comunidades.

Plantearemos la construcción de un observatorio nacional, regional y local de las dinámicas de la MEP, para lo cual construiremos un protocolo, que identifique las principales tareas, capacidades, habilidades y competencias de las organizaciones y procesos que la conforman, como también los aspectos y temas que se deben monitorear por el conjunto de los participantes.

PROPUESTAS A 2013-2014

1. Realizar un concierto nacional que dé a conocer las propuestas de la MEP, y Permita una amplia participación y expresión de los jóvenes.

2. Realizar una vigilia-jornada por la reconciliación y la reconstrucción nacional que, como acción colectiva, visibilice la luz y promueva la toma de parques y plazas como acción nacional ligada a lo artístico y las redes sociales e internet para octubre o noviembre del 2013, en el escenario de finalización de diálogos en la Habana.

3. Realizar un encuentro de género (mujeres- masculinidades), y un encuentro juvenil ligados a la propuesta ética y de veeduría por la paz, como preparación a un Segundo Foro Nacional de la MEP.

4. Fomentar y participar en el día nacional de las víctimas.

5. Proponer un “chaparrón bíblico-teológico” a nivel nacional que haga una relectura bíblica y teológica, que ayude al movimiento ecuménico a tener una perspectiva clara y crítica frente a la paz y la ética.

DESPEDIDA

Señor Jesús, creemos que la paz es posible, que entre todos y todas la tenemos que construir, para sí ser fieles a la tarea del anuncio de tu propuesta de Reino.

“El Espíritu del Señor esta sobre mí, porque me ha ungido para anunciar la buena noticia a los pobres; me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos, a dar vista a los ciegos, a liberar a los oprimidos, y a proclamar un año de gracia del Señor” (Lc 4, 18-19).

memoria víctimas

memoria víctimas
trabajo jóvenes trujillo

¡Creemos en la paz y vamos a construirla!

Mesa Ecuménica por la Paz

Bogotá, 27 de mayo de 2013

“DE UNA ÉTICA PARA LA PAZ

A UNA PAZ CON ÉTICA”

Cerca de 300 líderes de diversas iglesias cristianas se dieron cita los días 18 y 19 de mayo, en la Universidad Javeriana de la ciudad de Bogotá, en el Foro Ecuménico por la Paz, espacio deliberativo que permitió la reflexión sobre la importancia de la ética, en la actual coyuntura de diálogos entre el gobierno nacional y la guerrilla de las FARC. En el marco de este Foro se hizo el lanzamiento público del movimiento Mesa Ecuménica por la Paz (MEP).

El Foro recibió el saludo de personalidades del mundo eclesiástico, de agencias de cooperación, del gobierno local, de organizaciones sociales y líderes de los grupos insurgentes, los cuales se pueden ver en la página http://mesaecumpaz.blogspot.com y en el facebook de la Mesa Ecumenica por la paz

Bajo la comprensión de que la paz es fruto de la justicia social y solo es alcanzable a partir de la superación de las causas de las desigualdades económicas, sociales y culturales, y a la luz de la tradición profética del antiguo y nuevo testamento, la MEP se comprometió a impulsar en todo el país un mecanismo concreto de veeduría ciudadana y popular de la dinámica social y política de la paz que vaya más allá de los acuerdos de paz.

Esta propuesta será presentada en los próximos días en los diferentes escenarios de paz como la Ruta Social Común para la Paz, la Mesa de la Habana, la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes, la Alta Consejería de Paz del Gobierno, entre otros. Con la certeza de que aunque es una propuesta del movimiento ecuménico, será construida por el conjunto del movimiento popular y expresiones sociales que la vean válida y quieran comprometerse con ella. Las veedurías ciudadanas y populares estarán acompañadas por la acción política y la movilización, en defensa de una agenda social para la paz generadora de organización de base desde los territorios por lo cual se convocarán a una Vigilia Nacional por la paz para el mes de octubre del 2013 y una serie de encuentros nacionales.

La veeduría debe ser un mecanismo que vele por el respeto de los acuerdos sociales y políticos logrados en la movilización social, que denuncie y se dispute espacios con los enfoques anti-éticos capitalistas y antidemocráticos, y desenmascare los líderes que quieren monopolizar el discurso ético.

A su vez la MEP propugnará por la unidad del movimiento ecuménico como actor social y político que incida en la construcción de una paz duradera, como expresión de un ecumenismo que cree en Jesucristo y su evangelio de paz, de construcción social amplia y respetuosa de las diversas visiones de la realidad.

Haga llegar sus comentarios al correo mesaecumenicapaz@gmail.com